Diferencia entre boleta y factura

En Chile, tanto la boleta como la factura son documentos tributarios utilizados para registrar una transacción comercial, pero hay algunas diferencias importantes entre ellas:

  1. Quienes pueden emitirlas: Las facturas solo pueden ser emitidas por personas naturales o jurídicas que estén inscritas en el Registro de Contribuyentes del Servicio de Impuestos Internos (SII) y que realicen actividades económicas de carácter habitual. En cambio, las boletas pueden ser emitidas por cualquier persona natural que realice ventas de bienes o servicios.
  2. Contenido: Las facturas deben contener información detallada sobre la transacción comercial, incluyendo el nombre y RUT del comprador, la fecha de emisión, la descripción de los bienes o servicios, el valor unitario, el valor total y el impuesto correspondiente. Las boletas, en cambio, solo requieren información básica como el nombre del comprador, la fecha de emisión y el valor total.
  3. Impuestos: Las facturas incluyen el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es un impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios en Chile, mientras que las boletas solo incluyen el IVA si el vendedor está inscrito en el régimen de Boleta Electrónica y opta por incluirlo.
  4. Deducción de impuestos: Las facturas permiten a los compradores deducir el IVA pagado como crédito tributario en su declaración de impuestos, lo que puede ser beneficioso para las empresas. Las boletas, por otro lado, no permiten la deducción de impuestos.

En resumen, las facturas son documentos tributarios más completos y formales que las boletas, y son utilizadas principalmente por empresas que están inscritas en el Registro de Contribuyentes del SII. Las boletas, por otro lado, son utilizadas principalmente por personas naturales y pequeños negocios que no están obligados a emitir facturas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *